Esófago-Estómago y Reflujo Gastro-esofágico con o sin Hernia Hiatal

El  gran avance en los últimos años en la Cirugia Esofagogastrica se debe  a los descubrimientos tanto quirúrgicos como Oncologicos pudiéndose realizar estas intervenciones  con mucha menos agresión gracias a la Laparoscopia y/o la Toracoscopia.

De este modo, enfermedades como el Reflujo Gastroesofágico, Achalasia, el Cáncer de Esófago, Esofagitis, Esófago de Barret, úlceras de estómago, hernia de hiato, cardias incompetente y cáncer de estómago son algunas de las patologías que pueden precisar cirugía.

Gracias a los medios que disponemos entre los que se incluyen los estudios genéticos, se puede personalizar a cada paciente ofreciendo una mayor posibilidad de Diagnostico precoz y por consiguiente una probabilidad mayor de curación en enfermedades como el Cancer de esófago y de estomago.

La mayoría de enfermedades del Esófago y Estómago pueden tratarse con cirugía laparoscópica proporcionando una mejor recuperación  del paciente y disminuyendo las posibles complicaciones derivadas de la intervención. 

Ardor y Hernia Hiatal

1.-¿Qué es la Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (E.R.G.E.)?

El ardor o “quemazón” por detrás del esternon se usa para describir lo que en términos médicos se conoce como “pirosis” o reflujo gastroesofágico (R.G.E.), es decir que el contenido del estómago sube al esófago debido a un fallo de una válvula que separa el esófago del estómago (el Esfínter Esofágico Inferior = E.E.I.). Los ácidos gástricos al subir por el esófago  producen el ardor por detrás del esternón pudiendo llegar hasta el cuello. Otros síntomas pueden ser tos crónica con ronquera, vómitos frecuentes y afectación crónica de la garganta incluso muchos pacientes son diagnosticados en la consulta del Otorrino.

2.- ¿Cuáles son las causas de RGE?

Cuando se come, el alimento pasa de la boca al estómago a través del esófago. El E.E.I. es una válvula que separa el esófago del estómago impidiendo que los jugos gástricos “suban” al esófago. Cuando por cualquier causa éste esfínter se altera, los ácidos gástricos pasan al esófago de forma descontrolada produciendo la E.R.G.E o Enfermedad por Reflujo Gastro-esofagico

Las causas de una alteración del Esfinter Esofagico Inferior (E.E.I.) son múltiples siendo la más frecuente una hernia hiatal, pero el tener una hernia hiatal no significa que vaya a existir R.G.E, incluso se puede tener R.G.E. sin hernia de hiato.

Hay pacientes que por su constitución o de nacimiento tienen una alteración en el funcionamiento del E.E.I., también hay condiciones externas que alteran el E.E.I. como por ejemplo el alcohol, tabaco, ejercicios vigorosos…etc.

 

3.- ¿Cómo se trata la E.R.G.E.?

Hay que seguir tres pasos progresivamente:

  3.1: Cambios en la vida habitual

  3.2: Tratamiento con medicamentos

  3.3: Cirugía

3.1 Cambios en la vida habitual

  • Realizará comidas de fácil digestión evitando en todo momento los irritantes como el alcohol , picantes, café y comidas copiosas
  • Evitar el tabaco y la obesidad. Es aconsejable el ejercicio suave.
  • Levantar la cabecera de la cama 20 cm.. Por la noche es cuando más episodios de reflujo se producen. Nunca se debe uno de acostar al finalizar la comida o cena, hay que esperar 60-90 minutos a que se realice “la digestión”

3.2 Tratamiento con medicamentos

En la actualidad el fármaco más empleado es el Omeprazol y sus derivados. Con dicho fármaco se inhibe la producción de ácido en el estómago y por consiguiente se disminuye la agresión al esófago. También al disminuir los ácidos gástricos, el esfínter esofágico inferior funciona mejor.

Se pueden asociar otros fármacos para acelerar el vaciamiento esófago-gástrico, pero siempre deben ser consultados por su Cirujano o especialista en Aparato Digestivo.

3.3 Cirugía          

Aquellos pacientes que no responden al tratamiento médico o bien no lo pueden seguir, son subsidiarios de Cirugía ya que en el 90% de los casos se va a solucionar el R.G.E. con la cirugía.

4.- ¿Cuáles son las ventajas de realizar la Cirugía  por laparoscopia?

En el pasado, hacer una incisión de 20-30 cm en abdomen era la única forma de operar esta enfermedad; hoy, mediante la Cirugía laparoscópica se puede reparar el reflujo gastroesofagico por medio de 4-5 incisiones de 0,5-1 cm.

Las principales ventajas son:

  • Menor dolor postoperatorio.
  • Menor estancia en el hospital.
  • Rápida tolerancia a los alimentos.
  • Rápida instauración del funcionamiento intestinal.
  • Rapida recuperación en la actividad normal.
  • Mejores resultados estéticos junto con menor índice de hernias o problemas en las heridas

5.- ¿Es Usted candidato a una Cirugía laparoscópica del Reflujo Gastroesofagico?

Pese a que la Cirugía laparoscópica del Reflujo Gastroesofagico tiene muchas ventajas , puede no ser apropiada para algunos enfermos, hay que consultarlo siempre con su Cirujano para averiguar cuál es la técnica más apropiada ya que hay determinadas enfermedades cardiacas,  respiratorias y neurológicas que contraindican la Cirugía laparoscopica.

6.-¿Qué preparación se requiere?

Realizará una higiene personal intensa el día antes de la intervención, con realizar 2 duchas el día antes es suficiente.

No es necesaria ninguna preparación alimenticia  solo el ayuno ocho  horas antes de la intervención tomando sólo los medicamentos que se le indique con un pequeño sorbo de agua si fuera necesario; deberá de dejar de tomar 5 días antes de la intervención aquellos medicamentos que alteran la coagulación de la sangre como la Aspirina y derivados, el Sintrom y algunos antinflamatorios.

7.-¿Cómo se realiza la Cirugía laparoscópica de RGE  y H. Hiatal?

El término Cirugía laparoscópica se refiere a la forma con que el Cirujano accede a la cavidad abdominal. Se insufla el abdomen con gas (CO2) para así poder introducir dentro del abdomen una cámara de TV. junto con los instrumentos necesarios para realizar la Cirugia. La intervención se realiza mirando un monitor que nos muestra las imágenes de la cámara de TV. introducida en el abdomen. Se realizara a continuación la Cirugia que se le ha explicado al paciente en la consulta externa previa a la intervención. Las heridas se cierran de forma normal.

8.-¿Qué ocurre si la operación no se puede realizar por laparoscopia?

Se realizará por vía abierta a través de una incisión en la región abdominal  No es una complicación de la cirugía laparoscópica, es una decisión que toma su Cirujano para asegurar la técnica más adecuada o indicada en cada paciente. La decisión de convertir en cirugía abierta se basa en la seguridad para el paciente.

9.- ¿Qué ocurre después de la Cirugía?

Dependiendo del paciente y del tipo de intervención, pasará a una Unidad de vigilancia bien intensiva o bien media antes de ser enviado a su habitación.

Iniciará la ingesta de líquidos a las 24 hs de la intervención y si la tolerancia es buena tomará comida triturada por Tourmix siendo dado de alta a las 48 hs de la intervención si la tolerancia es correcta pudiendo realizar los ejercicios que las molestias abdominales le permitan recuperando su vida habitual al 5-7 dia de la intervención.

Estará con alimentación por Túrmix 10 días acudiendo a consulta para retirar puntos y dándole la pauta alimentaria según evolucione.

Acudirá a consulta para retirar puntos de piel en 10 días la 2ª revisión será a los 15 días informando de las sucesivas revisiones.

10.-¿Qué complicaciones pueden ocurrir?

Son raras, pero complicaciones como la hemorragia y la infección tanto dentro como fuera del abdomen pueden ocurrir. También se pueden lesionar órganos internos como Bazo, Colon Int. Delgado pero por norma general son muy raras.         

Pueden ocurrir fenómenos trombo embólicos a pesar de que se den medicamentos preventivos.

Es importante reconocer precozmente las complicaciones para tratarlas lo más urgentemente posible.

11.-¿Cuándo llamar a su Cirujano?

  • Fiebre superior a 38º o escalofríos
    • Hemorragia por heridas o por el recto (esto último ocurre en poca cuantía los primeros días de la intervención).
  • Dolor abdominal que va en aumento o hinchazón del abdomen.
  • Imposibilidad para orinar.
  • Enrojecimiento o supuración de alguna de las heridas.
  • Si tuviera síntomas respiratorios como tos persistente o dolor costal.